calidad del sueño y perdida de peso

Calidad Del Sueño Y Perdida De Peso






















Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies. Tener un patrón de sueño variable y de corta duración se asocia con dificultades para reducir peso y grasa corporal. Se trata del primer trabajo que examina si la calidad del sueño puede tener relación con la pérdida de peso y la reducción del tejido adiposo. En concreto, el objetivo de este estudio fue comparar los cambios, durante 12 meses, en el peso y las medidas de adiposidad entre los participantes con una duración del sueño corta o adecuada, y aquellos con una variabilidad del sueño baja o alta. La investigación Mucho se ha hablado de los beneficios que aporta a la salud el hecho de dormir bien, y recurrente también es preguntarse si dormir poco en gorda.

5 consecuencias de la falta de sueño

La importancia de dormir las suficientes horas diarias y que este descanso sea placentero y reparador , es fundamental para que nuestra mente fresca y preparada para afrontar el nuevo día y nos mantengamos físicamente sanos y en forma. La grelina es la encargada de determinar el apetito y su acción durante la noche se traduce en que tengamos sensación de hambre y ganas de comer. Todos nacemos con una especie de relojes internos conocidos como los ritmos circadianos.

Apnea del Sueño

Esta hormona es la l eptina. En condiciones normales, estamos tranquilos, saciados y no necesitamos comer. En este momento, libera una hormona en la sangre que se llama grelina , que estimula el centro neurológico del apetito y todo el funcionamiento metabólico que lo acompaña. Esto causa ganas de comer entre horas, dificultad de saciarse en una comida y tener ansiedad por comer alimentos calóricos. Capacidad de ayudar al hígado a detoxificar sus grasas hay estudios que demuestran una reducción del hígado graso en semanas. Pero si lo tenemos esteatósicos llamado hígado graso no puede trabajar adecuadamente, creando problemas importantes metabólicos, entre ellos el sobrepeso.

Éste es el factor oculto que te impide adelgazar: ni dieta ni ejercicio
Dormir poco y tener un sueño variable dificulta la pérdida de peso

Sin embargo, mucho se ha debatido hasta qué punto, la privación de sueño, también nos afecte a la hora de engordar o adelgazar. Es muy frecuente encontrarnos con "comedores nocturnos" , en personas que duermen poco y que "asaltan la nevera por la noche" , en estos casos, la experta en nutrición Leticia B. Carrera , directora técnica de los centros de Felicidad Carrera , recomienda "recurrir a la melatonina". No obstante, aunque diversos estudios relacionan la falta de sueño con el sobrepeso y la obesidad, a veces esto resulta difícil de comprender. Porque podríamos pensar que si dormimos menos horas nuestro gasto energético total se incrementa y por tanto no solamente no deberíamos ganar peso sino que incluso deberíamos perderlo. Carrera , farmacéutica y experta en nutrición y bioquímica y directora técnica de Felicidad Carrera , "seguimos quemando calorías, pues se segrega la hormona de crecimiento, incluso en los adultos que mantiene activo el metabolismo, pero hay que dormir lo justo ni en exceso ni en defecto". No parece que haya una cena perfecta para adelgazar , pero sí muchas opciones saludables para dormir bien.

Perder peso te ayudará a dormir mejor, según un estudio

Recomiendan perder peso para dormir mejor y evitar recaídas.

Nuestro boletín electrónico de interés general te mantiene al día acerca de una gran variedad de temas sobre la salud. Obtener al menos siete horas de descanso de calidad cada noche es esencial para una salud óptima. La falta de sueño puede tener un impacto significativo tanto en la mente como en el cuerpo. Dado que las hormonas se regulan durante el sueño, al faltarte horas de sueño, tus hormonas del hambre se descontrolan y eso aumenta la sensación de hambre y disminuye la saciedad. Si esta etapa de tu ciclo de sueño es corta, tu concentración y agudeza mental pueden disminuir.

Dormir mal, pocas horas, de forma intranquila y, en definitiva, no disfrutar de un sueño de calidad es un problema molesto y demasiado habitual. Aparentemente, el efecto que provoca en nuestro cerebro dormir poco y mal es similar al que provoca consumir alcohol. Pero la falta de sueño no solo afecta a nuestro cerebro, sino también a nuestro cuerpo. Y es que, aparentemente, dormir mal puede hacernos engordar. La parte positiva de todo esto es el otro lado de la moneda y es que, dormir bien puede ayudarnos a adelgazar. Estudios como los realizados por Escobar y su equipo también refieren el mismo esquema para explicar la relación existente entre calidad del sueño y peso. Hormonas: el dormir poco y mal puede alterar hormonas como la leptina y la grenila, lo que podría afectar a nuestra sensación de hambre.

Duración La suficiente para que estemos descansados y alertas durante el día entre 7 y 9 horas al día. Continuidad Deberíamos dormir sin interrupciones para que el sueño sea efectivo. Profundidad El sueño debería ser lo suficientemente profundo para que sea restaurativo. Y, de acuerdo con la WASM, dormir bien es " esencial para la regulación metabólica , sobre todo en los niños, y existen evidencias entre las horas de sueño y la obesidad infantil". Y te sientes cada vez peor".

El peso corporal y el sueño

La importancia de perder peso para mejorar los síntomas de la apnea del sueño

Bajo el lema:. El sueño no es que sea beneficioso, es que es imprescindible. Muchas personas no hacen nada por mejorar su higiene del sueño porque le restan importancia a pasar una mala noche de vez en cuando. Investigadores suecos aseguran que una sola noche sin dormir es suficiente para dañar el tejido cerebral. Una persona sin alteraciones debe ser capaz de dormir las horas necesarias, sin interrupciones y en pleno estado de relajación, y levantarse con la sensación de estar descansada y reparada. El insomnio crónico puede derivar en estados de irritabilidad; tensión, dolor y rigidez muscular, dolor de cabeza, pérdida de memoria… En definitiva altera tanto la parte cognitiva, física, química, como la anímica y emocional. Y un descanso insuficiente va a evitar que mantengamos un peso saludable.

Alejandro García, médico endocrinólogo argentino- a su vez muchas de estas patologías tienen una correlación directa con eventos cardiovasculares graves o accidentes cerebrovasculares. Se produce una sinergia que lleva a un empeoramiento de los síntomas tanto si el trastorno de sueño ocurrió antes y empeoró con la obesidad posteriormente desarrollada, como si el trastorno se desencadena a posteriori del aumento de peso. El factor unificador de estos trastornos es la mejoría o desaparición de los síntomas cuando se corrige el sobrepeso. Puntualmente el estudio que lideró la Dra. Stephanie M. Sumate a Cienradios para poder subir tu contenido, participar de concursos y suscribirte a nuestros newsletters.

Tener obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de la diabetes, así como también lo es la privación del sueño. Cuando las personas tienen problemas frecuentes para dormir normalmente se producen dos situaciones:. Al no conciliar el sueño, se tiende a comer y a beber fuera de horas a veces alimentos hipercalóricos y bebidas azucaradas. Entre varios estudios que confirman la relación entre obesidad, diabetes y sueño , la Universidad de Chicago llevó a cabo un estudio en 11 jóvenes adultos para comprobarlo. Los investigadores concluyeron que la capacidad de generar glucosa en sangre de cada uno de ellos disminuyó y, en algunos casos, lo hizo a niveles de personas diabéticas.

Noticias destacadas

Perder peso, sobre todo reducir el abdomen, mejora en un 20 por ciento la calidad del sueño y reduce la incidencia de la apnea, reveló un estudio reciente realizado en Estados Unidos. En ese sentido, el endocrinólogo argentino Alejandro García señaló que corregir el sobrepeso y respetar ciertos horarios a la hora de dormir son medidas fundamentales para conseguir un buen descanso. En ese sentido, el estudio de la Universidad de Berkeley California, Estados Unidos detectó que tras una mala noche aumenta la necesidad de comer durante el día, y especialmente las ganas de ingerir "comida basura". El especialista señaló que existe una "sinergia" que lleva a un "empeoramiento de los síntomas tanto si el trastorno de sueño ocurrió antes y empeoró con la obesidad posteriormente desarrollada, como si el trastorno se desencadena a posteriori del aumento de peso". Pero si bien los estudios demuestran que en una persona con sobrepeso u obesidad perder kilos y masa grasa es importante, también lo es tener una conducta ordenada en cuanto a los horarios para ir a dormir. También te puede interesar.

Dormir poco y tener un sueño variable -no dormir las mismas horas cada noche- dificulta la reducción de peso y de grasa coporal. Por el contrario, "una mayor estabilidad del sueño se asoció con una mayor reducción del índice de masa corporal IMC. Los resultados del estudio, que ha analizado si la calidad del sueño puede tener relación con la pérdida de peso y la reducción del tejido adiposo, se publican en International Journal of Obesity. Para realizar el estudio los grupos de investigación de Predimed Plus - evaluaron los cambios en el peso y la grasa corporal de los 1. Los investigadores observaron que aquellos que no dormían las mismas horas cada noche al inicio del estudio presentaron una menor pérdida de peso a los 12 meses de seguimiento.

Qué duda cabe que mantener una dieta sana y equilibrada es algo indispensable para todo ser humano, sufra o no apnea del sueño. En la apnea del sueño este aspecto no podía ser menos. Una buena alimentación y un ejercicio moderado son buenas opciones para controlar algo tan importante como el peso.






















0 Comments

Leave a Comment

Copyright © ocantodabalea.com 2020 All Rights Reserved.